Budín de limón con leche condensada

Budín de limón con leche condensada
¡Vota este post!

La leche condensada es un tipo de leche concentrada y muy dulce que se usa mucho en productos de pastelería y en bebidas preparadas a base de café.

Su preparación es muy simple: se le quita todo el agua a la leche y se le agrega azúcar, resultando en un producto viscoso y de sabor muy dulce.

Una de sus propiedades es que puede conservarse durante muchos años sin necesidad de refrigeración, pero una vez abierta se debe consumir rápidamente, en general durante 3 días la fecha de abertura.

Es por eso que te traemos esta receta de budín realizado con leche condensada, ya que muchas veces la utilizamos para una preparación o para sacarnos un antojo y luego queda sin usar en la heladera.

Con esta receta podrás descubrir como aprovecharla haciendo un exquisito budín, que dará como resultado un bizcocho más húmedo y muy rico.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 350 ml de leche condensada
  • 1 limón
  • 100 gramos de harina leudante
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 60 gramos de manteca
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Preparación

  1. Como siempre al preparar una receta que necesita ser cocinada, antes de empezar con la mezcla iremos calentando el horno para que al momento de la cocción esté a buena temperatura.
    Lo encendemos y lo programamos para que esté a 160º aproximadamente.
  2. Sacar la manteca del refrigerador y dejarla que tome temperatura. En caso de que esté muy dura derretir unos segundos en el microondas. De esta manera será más fácil para integrar a la mezcla después.
  3. Usaremos un molde rectangular de tamaño medio. Lo rociamos con aceite o manteca y lo enharinamos.
    También se puede utilizar papel manteca para que sea más fácil desmoldar.
  4. Batir la leche condensada con la manteca y los huevos, integrándolos uno a uno.
  5. Tamizar la harina leudante con el polvo para hornear y lo agregamos a la mezcla junto con la ralladura y el jugo de un limón y la esencia de vainilla. Batir hasta lograr una consistencia homogénea y lisa.
  6. Llevar la mezcla a la budinera y meterla al horno por aproximadamente 50 – 60 minutos.
  7. Al momento de sacarlo corroboramos con un cuchillo pinchándolo y comprobando que salga limpio.

Como pueden ver la receta es simple y muy similar a la de un clásico cake de limón.

Una de las diferencias es que no lleva azúcar extra ya que aprovechamos el dulzor de la leche condensada y con una textura renovada. ¡Animate a probarla!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *