Budín de limón húmedo

budin de limon humedo
Budín de limón húmedo
¡Vota este post!

No hay nada más rico que un trozo de budín de limón bien húmedo y bañado con esa capa de glaseado que le da un sabor único. De solo pensarlo se me hace agua la boca, y es que recetas de budín hay muchas, pero no todas tienen como resultado un budín bien húmedo.

Para lograr esa humedad haremos uso de leche, bastante jugo de limón y glucosa, que lo que hará es retener la humedad y conservar el producto en mejores condiciones por más tiempo.

La glucosa puedes comprarla en casas de pastelería, dietéticas o farmacias. Si no la consigues no te preocupes, puedes omitirla, pero recuerda que la preparación durará fresca menos tiempo.

La harina leudante puede reemplazarse por harina cuatro ceros de buena calidad (0000) y una cucharada de polvo para hornear, que tendrá el mismo efecto.

Según la intensidad de sabor que quieras que tenga el budín puedes usar más o menos jugo (aunque influirá en la humedad) y la ralladura del limón. Obviamente si te gusta un sabor más suave y menos ácido (propia de la fruta) puedes omitir la ralladura y dejar solo el jugo.

El truco para que el budín quede bien es la temperatura de sus ingredientes en la preparación. Todos deben estar a temperatura ambiente. Tanto los huevos como la manteca hay que sacarlos un rato antes de comenzar y dejar que vayan tomando temperatura.

El punto ideal de la manteca es el “punto pomada”, por lo que dejarla fuera de la heladera por unos 30-40 minutos antes de empezar es lo mejor. Si no deseas esperar siempre puedes darle unos segundos en el microondas que acelerará el proceso.

Ingredientes

  • 250 gramos de azúcar
  • 200 gramos de manteca
  • 250 gramos de harina leudante (o harina 0000)
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 50 ml de jugo de limón
  • Ralladura de un limón
  • 4 huevos
  • 150 cc de leche

Receta del budín de limón húmedo

  1. En primer lugar encendemos el horno y lo vamos calentando hasta que llegue a 180º que será la temperatura de cocción
  2. Ahora podemos escoger tanto un molde bundt de tamaño medio o una budinera tradicional y clásica. Le pasamos manteca por toda la superficie y luego harina, esto evitará que la preparación se pegue y sea fácil desmoldar luego de la cocción.
  3. En un molde mezclamos la manteca en su punto pomada, el azúcar y la glucosa. Incorporamos la ralladura de un limón.
  4. Agregamos los huevos de uno en uno, siempre continuando batiendo.
  5. En caso de no utilizar harina leudante y usar harina 0000, tamizar con el polvo para hornear.
  6. Ahora vamos a ir alternando a la mezcla la leche, la harina y el jugo de limón. Como hicimos con los huevos vamos haciéndolo de a poco y siempre alternando cada ingrediente, es decir sumando un poco de leche, un poco de harina y un poco de jugo de limón. Así hasta sumar la totalidad a la mezcla.
  7. En un molde o budinera vertemos la mezcla y la llevamos al horno.
  8. Cocinar en el horno por aproximadamente 30 – 40 minutos. Probar con un palillo la textura. No dejar que se seque demasiado.
  9. Dejar reposar por unos minutos para que se enfríe y desmoldar.

Cobertura de limón

Para cubrirlo vamos a hacer un glasé de limón (puedes verlo acá) que es muy fácil y le aportará mayor humedad a nuestra preparación.

Los ingredientes a utilizar son:

  • 30 ml de jugo de limón
  • 170 gramos de azúcar impalpable

La preparación es realmente sencilla. Vertemos el jugo de a poco sobre el azúcar hasta que se haga una mezcla no muy líquida pero tampoco espesa. Cuando logres la textura deseada, se debe verter sobre el budín frío. Esperar que enfríe y servir.

Comentarios

  1. Hola! En la receta dice que se hará uso de glucosa, pero en los ingredientes no dice qué cantidad. ¿Cuánta glucosa hay que agregar para esta receta de budín? Desde ya, muchas gracias. Muy buena receta!!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *